Estrategias para reducir la ansiedad

estrategias para reducir la ansiedad

22 Jun Estrategias para reducir la ansiedad

Todos sufrimos algo de ansiedad en mayor o menor medida, el problema empieza cuando nuestra salud, trabajo y relaciones se empiezan a deteriorar. A continuación te proponemos algunas estrategias útiles y efectivas para reducirla. Es posible que al principio no te resulten fáciles, es normal, ya que en el gimnasio de la vida también hay que ir haciendo músculo día a día.

1. Deja de auto-criticarte. Tu ansiedad aumenta cuando te criticas, te riñes o te castigas. Procura ser más comprensivo con tus actitudes y comportamientos, sean los que sean.

2. Pregúntate: ¿qué es lo que me está alterando? El hecho de hacerte la pregunta, hace que tu mente se salga de la situación y la mire en perspectiva, desde fuera.

3. No pongas más leña al fuego. Una vez hayas identificado el problema que te está provocando ansiedad, míralo y plantéate cuál es la razón por la que la vida te ha colocado ahí.

4. Descarga, pero no contra alguien. Cuando tienes ansiedad, normalmente la mente se plantea dos opciones: descargarla contra alguien o contra uno mismo. Ninguna de las dos es buena. Lo ideal es descargarla yendo al gimnasio, tomando una ducha o viendo una serie que te haga reír.

5. Cuidado con los sentimientos. Las personas ansiosas tienden a estar más sensibles. Cuando nos ponemos senti-mentales, nos dejamos influir por eventos y actitudes de otros y eso nos debilita y nos resta claridad para hacer en cada momento lo correcto.

6. Deja de pre-ocuparte. La preocupación produce un alto nivel de ansiedad porque altera la mente y no resuelve nada. Es mucho más productivo decidir una pequeña cosa para resolver la situación y ocuparnos de llevarla a cabo, que preocuparnos estérilmente y, de esa manera, alimentar aún más la ansiedad.

7. Que no te gobierne el miedo. El miedo es un buen acompañante para tener al lado, ya que su misión es protegernos, pero un mal consejero. Escúchale, pero no tomes decisiones basadas en sus consejos.

8. Agradece los desafíos de la vida. La vida nos va desafiando constantemente: es su manera de ayudarnos a crecer. Agradece todo lo que te venga porque, te guste o no te guste, es lo que necesitas en este momento. Convéncete de que estás preparado para afrontar las situaciones que la vida te pone delante. Cuando comprendes y agradeces, la ansiedad se calla.

9. Respira y relájate. Practica la respiración diafragmática, y busca alguna técnica física que te ayude a relajarte. Nadie puede relajarse por ti. Tómate cada día al menos 10 minutos para sentarte, respirar y aquietar la mente.

No te dejes vencer la ansiedad. La puedes usar como traba para estancarte o como impulso. ¿Qué prefieres?

Sin comentarios

Escribe un comentario